Quintº B

No cabe duda que el incremento de la soledad constituye un fenómeno social que se desarrolla en todos los países ricos del planeta, especialmente en las grades ciudades. Pero si la soledad forma parte de la historia de la humanidad, con el paso del tiempo ha experimentado una profunda transformación. Por exceso o por defecto, la relación con el otro se ha convertido en el tema de preocupación fundamental de nuestra época. A la vez que vivimos en una era de comunicación y las relaciones entre individuos son permanentes, e incluso invasivas, numerosas personas tienen un sentimiento doloroso de soledad. Y simultáneamente otras, cada vez más numerosas, optan por vivir solas.

En España tanto los patrones familiares como la composición y estructura de los hogares han sufrido importantes cambios en la última década. Cada vez, con más frecuencia, los conceptos “hogar” y “familia” no son utilizados en la misma acepción. De hecho, algunos hogares están constituidos por personas entre las que no existe relación de parentesco, hay familias que no viven en el mismo hogar y cada vez son más los hogares conformados por una sola persona.

Marie-France Hirigoyen